Destacado

Primera entrada del blog

Este es el extracto de la entrada.

Anuncios

Esta es tu primera entrada. Haz clic en el enlace Editar para modificarla o eliminarla, o bien crea una entrada nueva. Si quieres, usa esta entrada para explicar a los lectores por qué has empezado este blog y qué tienes previsto hacer con él.

entrada

Soldado de mierda

“¡Acá no se rinde nadie!”, el grito del soldado Hermindo Luna antes de que lo mataran en la Operación Capullo

Hace 6 meses que no sé nada de ti. Te he escrito varias cartas, pero no recibo ninguna respuesta. Creo que no sabes ni la ciudad exacta en donde estoy y no me extraña, porque de hecho, ni yo sé donde estamos ahora con plena exactitud. Solamente veo campo, edificios destruidos, aviones pasando por encima de mi cabeza, y mucho, mucho ruido. Ya no consigo diferenciar los misiles de tanques de los de un lanza-granadas. Mis oídos y mi cabeza se están dando por vencidos en esta maldita guerra.

Puede que no quieras saber nada de mí y tires esta carta a la basura en cuanto la recibas. Quiero que me perdones por no haber sido el hombre que te mereces, pero antes de sacarte de mi cabeza por completo, tengo que decirte lo importante que fuiste para mí. Lejos de tu lado, es cuando realmente he abierto los ojos y todo avanza a cámara lenta, siendo más fácil fijarme en los pequeños detalles que antes no percibía y en los que te fallé.

https://germanov.files.wordpress.com/2011/03/military_funding.jpg?w=998&h=485

He caminado mucho en esta larga travesía. Las botas las tengo llenas barro y desde hace varios días no me las quito, porque en cualquier momento puede aparecer el enemigo, dibujado con tu rostro. Es duro caminar cientos de kilómetros y no poder quitarme tu presencia de mi cabeza. No me malinterpretes, no me gustaría que salieras de ella nunca, pero desde que salí de aquella casa a la que llamábamos hogar, me siento tan perdido que me cuesta concentrarme y disparar un buen tiro.

Cada vez estamos más cerca del objetivo, y eso hace que me entre más miedo, pues hay muchos enemigos deseando de capturarnos. Tengo una foto tuya pegada en mi casco, y siempre que descanso unos minutos me paro a mirarte y a recordar nuestras anécdotas, cómo la de la tarta sin nata, la del mosquito del viaje a Portugal, la del faro que alumbraba nuestro horizonte..

No sé si te acuerdas del día que me alisté para luchar por nuestro país, pero hay varios motivos que no supe explicarte en ese momento. Al perder de vista tus ojos, pensé que la única forma de recuperarte, era ser un héroe y quizás así podría intentar volver a tu lado, pero ahora me doy cuenta de la estupidez que hice, pues un héroe no solo es el que va la guerra y la lleva a la victoria. Sino también lo es el que consigue evitar que haya una guerra. Y contigo, no pude evitarla.

Me arrepiento de haber tenido tantos errores, pero tú para mí fuiste la mejor versión que me pudiste dar. Todo fue exactamente como una película. Me hiciste sentir como el hombre más afortunado y más amado del planeta. Esa sonrisa y esos besos eran mis motivos para levantarme cada mañana y son los motivos que tengo para regresar a tu lado, aunque hay mínimas esperanzas.

Hace mucho tiempo que no te llamo cariño, pero daría todo por volvértelo a decir, aunque siento que ya nunca más voy a volver a verte. Mañana tengo una misión casi imposible, donde debemos de conquistar un punto de control donde hay bastantes enemigos y el acceso es realmente complicado. Hemos perdido a nuestro capitán hace unos días y tenemos al mando a alguien que no sé si realmente sabe lo que está haciendo, pero es más rango y tengo que obedecer las órdenes. Lo que quiero que entiendas es que si recibes esta carta, es posible que no haya sobrevivido y por ello me gustaría que supieras que serás la última persona que pasarás por mi cabeza antes de abandonar este mundo.

Recuérdame siempre: Tu soldado de mierda.

 

Prefiro falar de amor

PREFIRO FALAR DE AMOR

“Por que você não fala de política nos seus textos e poemas?”

Porque prefiro falar de coisas que “domino” e nas quais me sinto bem.

“Mas você não pode se omitir, você é ‘influente’ na nossa comunidade, nas escolas, no trabalho social”.

Gosto de falar de amor, de vida, de solidariedade, de família.

“Você não acha que tem uma certa responsabilidade social quando escreve”?

Exatamente por isso eu escolho não misturar as coisas.

Falo do que gosto, do que percebo ou sinto nos outros.

Falo daquilo que penso poder ajudar ou, ao menos, não atrapalhar.

“Não está sendo ingênua achando que se calar diante da política é ajudar?”

Não! Prefiro me calar diante de assuntos que envolvem paixão.

Política, futebol e religião envolvem mais paixão que razão ou amor.

Prefiro falar de amor, de natureza, onde me sinto mais à vontade.

“Fazer boa política não é…

Ver la entrada original 86 palabras más